Prácticas educativas inclusivas VS prácticas educativas exclusoras

La investigación educativa muestra tres prácticas concretas que actúan de antesala al fracaso escolar, empeoran la convivencia en los centros educativos y conducen a  la exclusión y reproducción de desigualdades socioeducativas de los grupos más vulnerables:

1- Las agrupaciones homogéneas por nivel dentro del aula.

2- Las adaptaciones curriculares fuera del aula ordinaria.

3- La escolarización especializada fuera de los centros ordinarios.

En contrapartida, contamos con evidencias de aquellas otras estrategias educativas que contribuyen a superar las desigualdades, a aumentar el éxito académico de todo el alumnado y a fomentar la cohesión social dentro del marco de la educación inclusiva. Algunas de estas recomendaciones al respecto son:

1- Los agrupamientos heterogéneos inclusivos dentro del aula ordinaria.

2- La reorganización de recursos humanos dentro del aula ordinaria.

3- La participación educativa, decisoria y evaluativa en el centro de familiares y otros agentes voluntarios de la comunidad.

Para saber más:

Actuaciones de éxito en las escuelas europeasINCLUD-EDAprendizaje Dialógico en la Sociedad de la Información

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s